quinta-feira, 10 de agosto de 2017

O Centenario da la Cumpasita

El más famoso del mundo, el más tocado y reversionado, la primera canción registrada en SADAIC, la composición que más derechos de autor percibe. La Cumparsita, “el tango de los tangos”, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, cumple cien años.
No hay orquesta, bandoneonista, o cantor del mundo del 2x4 que no haya interpretado alguna vez esos compases marcados a fuego en la memoria criolla. Las orquestas de Osvaldo Pugliese y Juan D’Arienzo; los fueyes de Aníbal Troilo y Astor Piazzolla, Horacio Salgán y Mariano Mores en sus pianos; cuanta voz profesional o amateur se animara a entonarla; hasta proyectos contemporáneos como Gotan Project y Bajofondo, ejecutaron su propia versión.
https://www.youtube.com/watch?v=M61CRWYs_tc
La Cumparsita nació como una pieza instrumental. El uruguayo Gerardo Matos Rodríguez la creó como una marcha para la comparsa de carnaval organizada por la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay -de ahí el título-. Aún hoy se desconoce la fecha exacta de composición, pero se estima que fue entre finales de 1915 y comienzos de 1916.

Pero a pesar de las diversas controversias alrededor de su aniversario, la mayoría de los historiadores e investigadores del tango coinciden en el día de su estreno en vivo. El 19 abril de 1917, la orquesta del pianista argentino Roberto Firpo retocó algunos arreglos de la partitura original de Matos y ejecutó por primera vez la pieza, en la confitería La Giralda, en Montevideo, Uruguay.
De este lado del río, en la Argentina, Hipólito Yrigoyen transitaba su primer año de gobierno -la UCR se estrenaba en el poder-, tras haber ganado en 1916 las primeras elecciones bajo la Ley Sáenz Peña, que había establecido el voto secreto y obligatorio. En un mundo convulsionado por la Primera Guerra Mundial y la revolución bolchevique en Rusia, el país empezaba a salir de la crisis económica de 1913 gracias al crecimiento de exportaciones de carne y textiles para los soldados europeos.
En esos primeros años, la marcha instrumental se mantuvo olvidada, hasta que en 1924 los letristas Pascual Contursi y Enrique Maroni le pusieron sus primeros versos para incluirla en una obra de teatro, y dieron inicio a una serie de polémicas en torno a los derechos de autor de la lírica.
Pero fue Carlos Gardel quien en ese mismo año empezó a cantarlo y la popularizó. El Zorzal Criollo entonaba esos primeras tres versos: “Si supieras / Que aún dentro de mi alma / Conservo aquel cariño”. Al enterarse de lo que estaba ocurriendo con su creación, Matos Rodríguez -que ya le había vendido los derechos de autor a la firma Breyer Hermanos, representante de la Casa Ricordi en la Argentina, en junio de 1917- argumentó que su composición ya tenía letra: “La cumparsa / de miserias sin fin / desfila / en torno de aquel ser / enfermo / que pronto ha de morir / de pena”.
A partir de ese momento, comenzó una batalla legal entre los autores, que recién tuvo su resolución el 10 de septiembre de 1948, con un reparto del 80% de los beneficios para los herederos del uruguayo Matos, y el 20 % restante para los herederos de los argentinos Contursi y Maroni. Decisión que no resolvió otro debate histórico: ¿La cumparsita es uruguaya o argentina?
Lejos de esa antinomia, los gobiernos de Montevideo y Buenos Aires en conjunto lograron que La cumparsita fuera incorporada por la UNESCO a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y se erigió como el himno mundial del tango.
Pero su condición original de canción instrumental abrió la puerta para que, a lo largo de los años, fuera revestida con distintos versos. Así, apareció una letra más antigua a las de Contursi y Matos -publicada por la revista El alma del tango, en 1926- que el propio autor le había pedido a Alejandro del Campo, su compañero de militancia en la Federación de Estudiantes del Uruguay, otra registrada por el autor Augusto Mario Delfino en 1957,y hasta una quinta, de 1937, escrita en inglés por Olga Paul, y traducida por Roberto Selles. Además, existen numerosas reversiones, como ésa de Julio Sosa recitando versos del poeta Celedonio Esteban Flores.
Sin embargo, según Rosario Infantozzi Durán, sobrina nieta del autor, consignó en su libro Yo, Matos Rodríguez: el autor de La cumparsita (1992), su tío abuelo siempre reivindicó su intención original. “La cumparsita nació sin letra, y así debió haber seguido, pero no tuve otro remedio”, cuenta Infantozzi Durán que decía.
Además de haber inaugurado el registro de obras de SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores), todo indica que La cumparsita es una de las piezas que más recauda. “Está entre las composiciones que más derechos de autor percibe porque se la escucha en todo el mundo: ahora mismo, alguien está escuchando La cumparsita en Nueva York, en Japón o en París, para difundir el tango”, le contó Guillermo Ocampo, director general de SADAIC, a Clarín.
En Yo, Matos..., Infantozzi Durán reproduce palabras que su tío abuelo le dijo sobre su creación: “Creo que nunca pude hacer otro tango igual... Más adelante compuse otros tangos y otras músicas, algunos quizá mejores que el primero. Pero éste encierra un mundo de ilusiones y de tristezas, de sueños y de nostalgias que sólo se viven a los veinte años. Fue un momento mágico. Y mágico fue su destino. ¡Cuántos misterios en torno a él, cuántos pleitos! Ríos de tinta y kilómetros de papel se ha utilizado para enaltecerlo o hacerlo pedazos”.
Homero Manzi, que investigó la obra completa de Matos -conformada por unos 70 tangos- también opinó sobre la pieza. “La cumparsita es, acaso, uno de los fenómenos musicales de nuestro arte popular... su éxito extraordinario se debe también, en gran parte, a la colaboración espontánea y anónima de miles de intérpretes”.
Uno de esos intérpretes fue Astor Piazzolla, quien no obstante, marcó la cancha a su estilo: “El peor de todos los tangos escritos jamás... lo más espantosamente pobre del mundo”.
Admiradores y detractores aparte, esta pieza arrabalera que bailaron Fred Astaire (en Leven anclas), Marilyn Monroe (en Una Eva y dos Adanes) y hasta Richard Gere y Jennifer Lopez (en¿Bailamos?), y cuya partitura quedó estampada en una calle de San Gregorio de Polanco, Uruguay -mural de 82 metros de largo y 9 de ancho-, está presente en el inconsciente colectivo de cualquier rioplatense. Si alcanza con salir a caminar un domingo por San Telmo o La Boca para volver a escucharla.

La Usina del Arte celebra los 100 años de “La cumparsita” con un concierto del trío Lavallén-Estigarribia-Cabarcos, el viernes a las 20, en Caffarena 1. Entrada gratuita.

Una creación obcecada
Por Federico Monjeau
Astor Piazzolla decía que La cumparsita era uno de los peores tangos jamás escritos. Seguramente le molestaba su rusticidad armónica. Todo el tango se mueve dentro de los tres grados básicos de una única tonalidad (originalmente sol menor). Es así como el ejemplar arquetípico del tango pasa por alto uno de los rasgos más significativos del género, que consiste en que la segunda parte transcurra en una tonalidad relativa o vecina, o bien que la tonalidad de la primera parte cambie de modo en la segunda (de menor a mayor, por ejemplo, como ocurre en La casita de mis viejos, en Vida mía y tantos otros); ese cambio súbito de modo, que le da al tango su aspecto schubertiano, abre un color y una perspectiva expresiva que por cierto está ausente en La cumparsita.
De todas maneras, no es un tango chato. Es igual a sí mismo en la armonía, no en la forma. No tiene dos, sino tres partes, y en la interpretación dulcemente ornamentada de Gardel la tercera (“Al cotorro abandonado/ya ni el sol de la mañana…”) expande el lamento en un logradísimo arabesco. Todo en el mismo tono, ¿y por qué no? Obcecada, La cumparsita supo ganarse el corazón de los oyentes y también el de los músicos. En los Postangos, Gerardo Gandini hizo una versión de antología. La enfrentó con la misma obcecación. La redujo casi a polvo, pero La cumparsita pudo sobrevivir de todos modos, aun en dos o tres notas, en un gesto mínimo. Fue el mejor homenaje que a mi juicio un músico le haya hecho al tango de Matos Rodríguez.
“Es muy entretenida para los músicos”
Por Nicolás Ledesma (Músico)
La cumparsita tiene varios elementos esenciales a tener en cuenta: la melodía está marcada por los cuatro tiempos básicos del tango; los tres temas que conforman la obra están en la misma tonalidad, lo cual la hace muy pegadiza y por lo cual se hizo tan popular; y es un tema muy entretenido para los músicos, porque sirve para hacer solos virtuosos. A partir de esos elementos, cada orquesta -fue grabada por todos- le dio su impronta; para mí, la mejor versión es la de Leopoldo Federico. No pondría a La cumparsita dentro de las mejores melodías del tango. Es un tema bastante básico; pero a veces es muy difícil definir lo popular. Dicho esto, es un tango que a mí me encanta. En un punto, es novedoso, porque permite la variedad melódica, y contiene una dosis de nostalgia, al mismo tiempo que tiene una gran masculinidad. De modo que al tocarlo realmente lo disfruto. No lo elijo por famoso, sino porque me gusta”.
“Sedujo a artistas de todas las épocas”
Por Hernán Genovese (Cantor)
La cumparsita es sinónimo de tango; no sólo aquí ,sino en todo el mundo. Tal vez porque su partitura habrá llegado a las manos correctas en el momento justo. Pero seguramente también porque la obra en sí, en su sencillez al mismo tiempo que en su fuerza, encierra características que la han llevado a perdurar en la memoria colectiva durante un siglo entero; mérito reservado para muy pocas obras musicales. La cumparsita tiene además el gran mérito de ser un clásico que, de alguna manera, ha fijado las formas esenciales de lo que es la estructura de un tango hasta ahora. Y que sedujo a artistas de todas las épocas. Hay una versión increíble del tenor Tito Schipa, grabada entre los ‘20 y los ‘30. Por eso debemos celebrar los 100 años de este tango, que podríamos decir que forma parte de la banda sonora de nuestras vidas, y que hasta el día de hoy en todas las casas de tango se toca y se baila como tema final. Eso nos habla de su vigencia”.

Del otro lado del Río de la Plata
Después del arte callejero, conciertos, muestras y un musical
Por Guillermo Pellegrino, especial para Clarín
Desde hace varios días la celebración del centenario de La cumparsita forma parte de la agenda en el Uruguay, donde el domingo, en San Gregorio de Polanco fue pintada la partitura de la obra a lo largo de 82 metros de una de las calles de la ciudad.
En el Auditorio Nacional del Sodre de Montevideo, a solo dos cuadras de donde se estrenó el tema, se realizará una gala durante la cual la Orquesta Sinfónica del Sodre repasará, bajo la dirección de Martín García, el tango a lo largo de su historia y homenajeará la célebre creación de Gerardo Matos Rodríguez. Lo hará en compañía del bandoneonista Raúl Jaurena, con arreglos y elaboraciones sinfónicas de este prestigioso músico uruguayo, con el joven pianista Javier Toledo como invitado, y el Ballet Nacional del Sodre.
La Sinfónica ejecutará Tríptico Montevideano, del prestigioso compositor local Jaurés Lamarque Pons; A media luz, de Edgardo Donato; Adiós Nonino, de Astor Piazzolla; El choclo, de Angel Villoldo; y el Tango Suite La cumparsita, de Matos Rodríguez, con arreglos de Jaurena, salvo en el primer título..
A partir de hoy, los montevideanos también podrán apreciar una muestra fotográfica sobre Matos Rodríguez en el Parque Rodó, que coordina el de Centro de Fotografía de Montevideo. En tanto, el sábado, en el teatro Solís, la Orquesta Filarmónica brindará otro concierto homenaje a este himno del tango. También fue anunciado el espectáculo La cumparsita-El musical, que en breve se realizará en el Estadio Centenario
Además, se confirmó que La cumparsita será el tema central del Día del Patrimonio. En pos de promover estas y otras acciones, fue que en diciembre del año pasado el parlamento uruguayo aprobó la ley 19.464 que declaró a 2017 como “el año de celebración” por el siglo de La cumparsita y dispuso la creación de una Comisión especial que, junto a la Comisión Interministerial de Apoyo al Tango (CIAT), creada por decreto por el Poder Ejecutivo, viene trabajando fuerte en el tema. Guillermo Pellegrino Uruguay, especial para Clarín
Fonte:https://www.clarin.com/espectaculos/musica/cumparsita-cumple-100-anos-clasico-alla-tiempo_0_rJz_g7ECe.html

segunda-feira, 7 de agosto de 2017

'Mujeres en la Revolución Oriental' en el Museo Histórico Cabildo de Montevideo


Tras una necesaria revisión de fuentes bibliográficas, búsqueda de documentos y visionado de la obra plana y piezas del acervo de este y otros museos, se plantea una museografía transversal que permite incorporar nuevas miradas desde una perspectiva de género, propiciando la reflexión en torno al protagonismo de la mujer, su consideración social, el relacionamiento entre sí y con sus contemporáneos, visibilizando su universo, cotidianeidad y aporte durante la Revolución Oriental.
Es difícil encontrar huellas de la actividad de las mujeres, donde se las reconozca como sujetos constructores de civilización y cultura. Proliferan en cambio narrativas donde se ignora a las mismas en relación con el contexto político y sociocultural de su tiempo. Nos preguntamos: ¿Qué relaciones de poder existían entre los hombres y las mujeres que vivieron durante el período revolucionario? ¿Cómo participaron las mujeres de estos eventos históricos? ¿Qué tipo de actividades realizaban? ¿Qué peso tuvo su accionar en dicho momento histórico?

Curaduría: Equipo Museo Histórico Cabildo + Cynara Mendoza + Jimena Perera
Artista invitada: María Agustina Fernández Raggio
Julio 2017 - Abril 2018


Juan Carlos Gómez 1362 - Montevideo, Uruguay

domingo, 23 de julho de 2017

“Los Ángeles de Charly”: tres miradas sobre el ídolo del rock nacional

En el Palais de Glace se exhibirán una serie de fotografías de Andy Cherniavsky, Nora Lezano e Hilda Lizarazu sobre Charly García.

Los Ángeles de Charly“, una muestra de fotografías del músico Charly García, tomadas por Andy CherniavskyNora Lezano e Hilda Lizarazu, será inaugurada el viernes a las 19 en el Palais de Glace de la ciudad de Buenos Aires.
Se trata de una colección de 200 imágenes, en su mayoría inéditas, de uno de los músicos más influyentes de la argentina.
“La idea de la exposición es indagar en los testimonios y las representaciones simbólicas que han construido durante su tiempo con él. Es decir, ver el Charly que ellas vieron, o más bien, el que quisieron ver. En definitiva, se trata de entrar a la composición, al recorte, a la fragmentación de su sensibilidad”, explicó Elio Kapszuk, curador de la muestra.
Andy Cherniavksy realizó las fotografías y tapas de los discos más iconográficos del rock argentino de los años 80. Trabajó para las principales marcas y agencias publicitarias de nuestro país y del mundo.
Integrante del grupo Man Ray durante doce años, Hilda Lizarazu comenzó su carrera profesional como fotógrafa en revistas tan emblemáticas de la época como Humor y El Porteño, en los mismos años en que se inició como cantante en bandas como Suéter y Los Twist. En 1987 se sumó a la banda de Charly García, conocida como Los Enfermeros, donde permaneció hasta mediados de los años 90.
Nora Lezano es fotógrafa y artista visual, comenzó a desarrollar su trabajo en la década del 90, destacándose de inmediato en el ámbito del rock. Sus retratos de músicos constituyen lo más representativo de su obra. Realizó fotos de tapa de numerosos discos, tanto de rock como de otros géneros musicales.La muestra, una idea y producción de Marcelo Panozzo, Marcelo Fernández Bittar y Juanjo Carmona, podrá verse hasta el 12 de agosto en el Palais de Glace, Posadas 1725, de martes a viernes de 12 a 20, y sábados, domingos y feriados de 10 a 20, con entrada libre y gratuita.

quinta-feira, 13 de julho de 2017

Top 10 - Sorveterias de Buenos Aires


Buenos Aires es el paraíso para los adictos al helado. Y por esta razón se merecía nuestro top 10 de heladerías. Nos pasamos horas probando los helados más variados y originales, comparamos gustos, texturas, sabores. ¡Todo sea por ustedes! ¡Miam!

A la vanguardia

Comenzando por lo más novedoso, tenemos que hablar de Lucciano’s y sus helados con ingredientes de alta calidad (chocolate belga, leche del campo argentino, rocher italiano) y sabores diferentes y difíciles de encontrar como la mandarina o el pomelo, pero sobre todo… ¡su divertida forma de paletas que entretienen a niños y adultos! – Hablando de adultos, éstos se sentirán más a gusto en Alchemy y sus arriesgados helados con alcohol: Moscow Mule, Cynar Julep, Campari Orange, Branca Cola, Piña Colada, Irish Cream… Otro que cae como sorpresa es Rapa Nui y sus helados patagónicos de exquisito chocolate (a probar: el que tiene trocitos de chocolate, crocante de frutos secos, naranjas y cerezas al maraschino). Jauja nos sedujo por sus ideas extravagantes como por ejemplo: sidra, rosa mosqueta, canela y el loquísimo gusto a cerveza. Si prueban el helado de mate, dígannos qué les pareció.

Los clásicos de siempre

Que formen parte de una cadena de heladerías no significa que no se merezcan su lugar en nuestro listado, ¡todo lo contrario! Nuestros helados preferidos en esta categoría son los de La Abuela Goye con sus gustos frutales que enloquecen a cualquiera. Frutos del bosque, durazno, kiwi, la carta va cambiando según la estación. Del famoso Freddo que encontramos por todos lados, les recomendamos el gusto de Mantecol (como la golosina a base de pasta de maní) absolutamente delicioso y si prefieren algo más tranqui, los gustos de maracuyá, coco o ananá podrán complacerlos. No nos olvidamos de Iceland que asombrará hasta los más glotones con sus gustos de nutella, flan o cookies.

Las mejores heladerías de barrio

Nuestro gran favorito es Scannapieco en Colegiales, clasificado por el National Geographic entre las mejores heladerías del mundo. ¿Qué les parece? A nosotros nos gustó porque hacen los mejores gustos típicos de Italia especialmente por los frutos secos como almendras, pistacho o avellanas. Y si están por Chacarita y disfrutan un buen chocolate, vayan sin dudar a Occo donde encontrarán todo el surtido que puedan imaginar. Imposible elegir uno solo entre tantos gustos espectaculares.

Frozen Yogurt: nueva tendencia saludable

Es helado y es artesanal… pero está hecho con yogurt. Esta delicia fría es bastante difícil de conseguir en Buenos Aires, pero nosotros hicimos la tarea y les decimos todo acerca de Dónde conseguir Frozen Yogurt en Buenos Aires.
Seguramente hay muchos más que merecen un lugar en el ranking así que ahora les toca a ustedes comentarnos cuál es su heladería preferida.
fonte: https://buenosairesconnect.com/ranking-de-las-5-mejores-heladerias-de-buenos-aires/

terça-feira, 11 de julho de 2017

Buenos Aires #MilongaTur R$689

Buenos Aires com a Milonga Tur por 689 Reais à vista (Inclui Bus + hostel+ café da manhã)
Evento no Facebook
Saída 21 de Julho - Volta 29 de Julho - Serão 7 noites na capital Portenha.


quarta-feira, 5 de julho de 2017

Buenos Aires - A capital Mundial do Tango

A capital Mundial do Tango, Buenos Aires, oferece inúmeras milongas (bailes de tango) para que todos  que queiram  abraçar o ritmo portenho, com a tipica sonoridade que remete aos bairros da cidade, as opções são vastas, em qualquer dia da semana e o estilo de milonga que tu preferir, para aqueles que querem  aprender ou melhorar a sua dança, e tu também pode encontrar professores de renome ou milongueros de coração. 



























Os bairros de San Telmo e Palermo são  dois pólos que atingem tangueros por ter mais de uma milonga todas as noites, e em horários diferentes, tu pode ir de porta em porta e dançar do anoitecer até o amanhecer. 

Matadouros e Villa Urquiza, reconhecido guardiões de dois estilos diferentes, mas requintado; o primeiro canyengue prémio e o outro, mais elegante e nomeado após o bairro, enquanto no centro da cidade está apenas impõe o "estilo do centro" a "minúsculo" dança em termos de passos e movimentos, devido à grande concordância de suas milongas. 

Tango, milonga e valsa, os antigos salões, cafés ou clubes de bairro são casa todas as noites uma milonga sereno e sensual em que todos podem tomar a pista virando estritamente oposto dos ponteiros do relógio direção, sem esbarrar em outros casais ou talk enquanto dança para que todos possam ouvir música. 























Existem três tipos de milongas: o famoso, o mais comercial - geralmente com um monte de afluxo de estrangeiros; tradicional, onde eles são os idosos, muitos em pares ou em grupos, e livre, onde a qualidade do piso e o som pode ser menor e uma contribuição é feita "o chapéu". 

O quarto grupo foi feito até milongas para os jovens aqui que eles já em declínio são, apesar de quanto impacto da moda em outros países, com nomes como "novo tango" ou "tango cool" que foi realmente um codeless dança e estilos geralmente recorreram a pessoas com dificuldades de aprendizagem tango argentino. 

Além do site oferece, o ideal para realizar os primeiros passos de dança em uma pista sem passar papelones é previamente tomar algumas aulas para aprender a posição, o domínio do equilíbrio e marcha (é pressionado para trás para em etapas comuns: ponta-planta-taco) 

também é bom para aprender os movimentos básicos, que são e oito passos simples, então combinadas para formar qualquer forma, e podem ser aprendidas dentro de horas, após o qual tudo será uma questão de prática no chão, o que vai exigir mais tempo. 

aulas de dança Cidade em centros culturais e milongas, onde as aulas, com duração de uma ou duas horas, permitindo começar a conhecer os códigos que mundo onde os homens podem ser delicado e forte no mesmo tempo são oferecidos. 

Milongas diferenças em tanguerías para os turistas não só os preços, acessíveis a residente local, mas nos últimos profissionais de dança apenas com a participação de alguns ousada entre o público, que geralmente gostam de jantar ou bebidas enquanto olhar. 

Nas milongas as pessoas vão dançar e e para não assistir, o que não significa que não é qualquer show ao vivo, e os códigos são tratados como um homem nunca pediu para dançar uma senhora à sua mesa, mas pela "pitch" distância, só se ela primeira prende seu olhar por alguns segundos. 

Desde 2009, quando o tango foi declarado Patrimônio Imaterial da Humanidade pela Unesco, o Teatro de la Ribera, no bairro da Boca, tem um programa dedicado exclusivamente no local, com milongas, shows, aulas e exposições . 

















Ecos de grandes figuras como Aníbal Troilo, Osvaldo Pugliese e Juan D'Arienzo coexistir com estilos contemporâneos, com vozes diferentes e harmonias que desencadeiam o mesmo fervor: nestes templos tangueros temas clássicos ou modernos são ouvidas. 

Tango é um gênero cheio de histórias, segredos e paixões, que se manifestam na literatura, na música e dança, onde o individualismo subsumir social e harmonia é alcançada entre todos os participantes da reunião girando a do mesmo ritmo, mas sem se assemelha a um ballet, já que cada parceiro faz sua dança. 

Um nativo do Rio de la Plata (argentino ou uruguaio), foi criado sobre uma fusão de raízes distantes na cultura Africano dos escravos chegaram nestas costas que amalgamados com os povos indígenas e gaúchos, a ver a luz, como tal, com a entrada imigrantes europeus. 
Esta fusão foi tão extenso que o tango não pode ser entendida sem a contribuição fundamental do bandoneon, instrumento criado na Alemanha para executar música religiosa, mas aqui deu o seu último relatório para a música de estilo de Buenos Aires